Campeonato Nacional de Acuatlón 2018 – Por Mabeli Tamayo

Esta nota sale con bastante feeling sobre todo por el gran final en la que termina! Definitivamente no sé cuántas veces me han apagado la luz, pero en ninguna de ellas dejé de avanzar. Sucedió una vez más el pasado domingo 5 de mayo en el Acuatlón organizado por la Federación Peruana de Triatlón en la Escuela Naval del Callao.

Es inevitable no remontarme del cómo y cuándo fue que empecé a entrenar para realizar triatlones, duatlones y acuatlones. Mi debilidad? Natación! Nivel de miedo al mar? Brutal!

Mis primeros entrenamientos y hasta el día de hoy los vengo realizando en la academia de natación AquaXtreme del colegio Melitón Carbajal de Lince (bajo mi plan de entrenamiento Team Iron Warriors). La piscina es súper recomendada y de todas maneras le agarras cariñito por todo lo que te ofrece, el área es de 25m y cuentan con un personal lleno de predisposición para los largos entrenamientos que durante la semana y fines de semana realizamos los triatletas. Siempre recuerdo la primera vez que entré a la piscina, fui con mi mami y mi amiga, estaba llena de emociones porque sentía que sería un gran paso para vencer aquellos miedos de volver al mar y nadar una larga distancia.

Este domingo había que estar desde tempranito en la Escuela Naval, sería un gran día no solo para los participantes sino también para el mundo del Triatlón, quien cumplía 35 años en el Perú. Llegué poco antes de las 7am directo al recojo del chip, marcaje y entrar a zona de transición para dejar las cosas. La competencia empezaría 8:15am y ya desde temprano se veía a varios competidores llegar con sus familias y diversos Team. El mío, Team Iron Warriors, si si los de trajecito color rojo con negrito y que siempre nos quedamos hasta el final de las competencias para apoyar y esperar al último ganador que cruce la meta!

Premiación 1er puesto de mi categoria por Rodrigo León, Presidente de la Federación Peruana de Triatlón

Esta vez nadaríamos dentro de la Escuela Naval, asi que ni bien los competidores iban llegando ya podían ver las boyas y la ruta por donde correríamos y nadaríamos. Primero se empezaba corriendo unos 2.5k y luego se nadarían 2 vueltas de 500m para lograr los 1,000m y salir para rematar con otros 2.5k de running.

El clima estaba bueno, ni tanto sol ni tanto frío, menos mal la neblina se disipó para cuando se dio inicio a la competencia. Yo como siempre atinando en irme al final de la línea de partida para empezar desde ahí la carrera, siempre con una buena persignada y una sonrisa de asian level!

Empezó la carrera, una ruta súper bonita pasando por las instalaciones de la Escuela Naval, muchas áreas verdes, su infaltable ancla de marinerito y en cada tramo un cadete haciéndola de “Watch-man” para ver que se cumpla con el recorrido y no hubiera confusión alguna por algún participante. Claro que también los jueces se encontraban en la ruta tomando nota de cada numeral de los competidores que iban pasando por su lado.

Las 2 vueltas de running estuvieron super sostenidas a un paso constante y cómodo (en mi caso, no me gusta ir a paso intenso, simplemente gozarla y pasar unos momentos mágicos). Me encontraba con mi partner de siempre, la ardilla Julito! Juntos haríamos esta competencia y ya nos habíamos estado preguntando de cómo estaría el mar, si sería tan helado o no, considerando que entraríamos sin wetsuit y solo con trisuit. Lo bueno esta por iniciarse, ni bien acabamos el running, empezó “Mi fuerte”, nadar y nadar 1,000 metros!

Saliendo ya de la zona de transición, ví a un Cadete de traje azulito, atiné hacerle Hi5 para la manito de la suerte y para alegrar un poco el momento antes de entrar a nadar, él súper amable me lanzó la mano amiga del hi5! Qué divertido! Por algo siempre digo: Los Navales no tienen rivales! Bien ahí!

Ni bien tocamos el mar con mi partner, nos miramos y silenciosamente pensamos “La que nos espera en la segunda vuelta”! Es decir, en la primera vuelta obviamente el cuerpo se encuentra con calorcito del running que ya veníamos realizando y esto ayuda a que se sienta algo fresco al entrar al mar. Pero ya para la segunda vuelta fue difícil, se sentía como se congelaban los pies, en algunos amigos, las piernas y en otros, los brazos. Yo solo pensaba y pensaba en todo lo que me llevó a estar ahí, mis entrenamientos, el apoyo incondicional de mi partner la ardilla, mis planes de entrenamiento de mi Coach, mis nadadas en AquaXtreme, las revolcadas del mar en Agua Dulce, la barra de mi familia, por qué no decirlo también algunas lágrimas pasadas, mi próximo viaje a Inglaterra y hasta el rico pan con pejerrey que me iba comer luego de acabar la competencia en el gran Don Giuseppe!

Mi medalla para Elba Vega: Feliz dia mamá!

Wow! Qué frio solo recordar ese mar helado! Bueno salí con bastante fuerza para empezar el running, esta vez no estuve agotada, si había energía y muchas ganas de empezar a correr ricazo. Ya eran los últimos 2.5k de running, asi que todo iba bien, entramos a la zona de transición con mi partner (quien parecía una ardilla disecada por lo frío que había estado el mar). Nos reímos un poco al ver que ya la chamba estaba hecha, haber podido nadar esos 1,000 metros en ese mar nivel adoquín!

El running se sintió un tanto pesado por el hecho de habernos adormecido un poco con el frio del mar, es decir, corríamos pero sentíamos que algo andaba raro, en mi caso, mis pies los sentía super pesados y duros. Es como esa sensación de que te va dar calambre pero no te da. Qué bueno que solo quedó en sensación.

Ya a pocos metros de cruzar la meta, vacilamos un poco más y listo! Se acabó! Medallas para cada uno, una buena persignada y  una miradita al cielo. Gracias Julito! Feliz cumpleaños! Qué chévere que te saluden en una nota, se debe sentir Boni!

Este momento lo recordaré como algo inesperado, no solo por haber logrado acabar esta competencia, sino porque grande fue mi sorpresa que resulté siendo parte del podio de mi categoría. Sí, logré el primer puesto de mi categoría, me llamaron al podio para recibir mi medalla quién fue otorgada por Rodrigo León, Presidente de la Federación Peruana de Triatlón! Qué bonito momento, mi mami desde la barra, mi primito quien también había participado, mis compañeros del Team y mil y un sueños bajo mi cabeza. Estando próxima a viajar a Inglaterra, cada vez más cerca para realizar mi primer Ironman por tierras europeas, solo puedo concluir en que la felicidad siempre está en las cosas simples de la vida. Si quieres correr, corre, si quieres pasarte todo el dia en pijamas pues hazlo, si quieres pedalear como salvaje pues vuela. Solo nunca olvides que esos momentos que pasan, son momentos que no van a retroceder y que no hay un mañana o un veremos, un día sin sonreír, es un día perdido! Allá vamos Inglaterra!!! Harto corazón!!!

Mabeli Tamayo
Mabeli Tamayo
Triatlón, mi pasión de ser!

Instagram: @Mabeli_T

Comentarios

comments

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *