¿Cómo diferenciar el Hambre Emocional del Hambre Real?

¿Sabía que la mayor parte de las veces que comemos no es por hambre físico sino por hambre emocional?

El hambre físico es aquel por el que comemos por alimentarnos, porque de verdad nuestro cuerpo necesita nutrientes y fuerzas para seguir. La mayor parte de las veces que comemos a lo largo del día no se debe al hambre físico.

En cambio el hambre emocional es aquel que nos hace comer por circunstancias ajenas a nutrirnos o darnos energía. Surge por situaciones que nos llevan a comer ya que hacerlo nos relaja, nos hace sentir bien o nos calma.

Seguramente algunas de las siguientes situaciones te resulten familiares bien en ti mismo/a o en tus pacientes de consulta si eres dietista-nutricionista:

  • Estás nervioso y te da por comer.
  • Llegas cansado y enfadado del trabajo y cenas de manera copiosa
  • Algo te preocupa y comes esa comida que siempre hace sentirte bien
  • Comes por aburrimiento

Pues bien, esto es el hambre emocional, y ¿cómo diferenciarlo del hambre real? Será hambre emocional si…

  • Sigues comiendo a pesar de ya estar lleno.
  • El hambre aparece de repente y se convierte en algo urgente. (El hambre físico aparece gradualmente.)
  • Sólo puedes saciar el hambre con alguna comida específica.
  • Después de comer aparecen sensaciones de culpa.

Y ¿qué hacer cuando tenemos hambre emocional?

Para conseguir un cambio de hábitos en este aspecto el coaching nutricional cuenta con herramientas de gestión emocional que harán que la persona sea consciente y sepa identificar el tipo de hambre que tiene en ese momento.

Mediante sencillas herramientas se podrá ir cambiando el hábito de hambre emocional por diferentes alternativas que harán que se gestione de una manera más saludable la relación entre los alimentos y las emociones.

Como todo cambio se necesitan 21 días para crearlo y 33 para reforzarlo. Y recuerda…

“Si la vida no te sabe deliciosa, no habrá comida que te sacie.”

IBINE-Instituto de Formación al Nutricionista

www.ibine.es

Comentarios

comments

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *