Cómo evitar lesiones en el fútbol

El fútbol es a través de los años es el deporte que casi todos hemos practicado alguna vez en la vida.lesiones en el futbol

Cuando se pertenece a un equipo de futbol, los entrenamientos son diarios, sumándole el partido de 90 minutos de esfuerzo máximo el día del juego oficial. Por ser un deporte muy intenso y que implica muchos cambios de dirección, los músculos y articulaciones están expuestos a muchas tensiones y por ende el sobre entrenamiento o sobrecarga y  el acortamiento muscular puede causar futuras lesiones.

Por ello:

  • Es importante tener una sesión de drenaje muscular deportivo con su fisioterapeuta 1 vez cada 15 días como mínimo, en la cual liberemos los desechos producto de la acumulación de acido láctico y microtraumatismos post ejercicio.
  • Baños de hielo o Criomasaje post juego.
  • También no olvidar el estiramiento antes y después del entrenamiento siendo más enfáticos; es decir, mayor duración (15 min) en el post ya que así ayudaremos a recuperar la flexibilidad perdida y la reabsorción del acido láctico.

Por otra parte existe el futbolista de fin de semana, el pichanguero. Estos “deportistas” tienen un mal acondicionamiento físico, que en la mayoría de casos se lanzan al campo de juego sin una sesión de calentamiento previa lo cual es una mala idea, ya que llevamos al musculo a soportar altas tensiones sin antes haberlo preparado para el ejercicio, provocando contracturas musculares y posterior lesión.pichanga en el barrio

Por ello:

  • Deben calentar 10 min como mínimo antes de cada juego.
  • Deben estirar antes y después de cada juego siendo más enfáticos en el post (15 min como mínimo) y 3 veces al día durante la semana.
  • Colocar hielo en la musculatura trabajada después del juego 10-15 min.
  • Colocar compresas calientes en la musculatura trabajada 2 veces al día durante la semana.
  • Visitar al fisioterapeuta 1 vez al mes para una sesión de drenaje muscular deportivo.

Recordar:

  • Mientras un músculo este más tiempo acortado mucho más difícil su estiramiento ya que el tejido conectivo que lo envuelve (Fascia) se engrosa, impidiendo el funcionamiento correcto del mismo y provocando su futura lesión.
  • Ante una lesión no auto medicarse, antes visita a tu fisioterapeuta de confianza para que te haga una evaluación biomecánica.

Además es importante incluir ejercicios especializados en su rutina:

rRgjo2FzMario Salazar – Fisioterapeuta deportivo

Twitter: @MarioFisioDepor

Comentarios

comments

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *