Trail Running Universitario – UPEU

El último recuerdo que tenía de Ñaña era, andar celebrando al pie de un cerro el matrimonio de mi mejor amigo. Hoy me encuentro a 1200 msnm apoyado en una cruz, admirado por la iniciativa de la UPeU y por el patio de juegos donde pueden correr sin restricciones sus futuros profesionales.

Gabriel Fabian, runner entusiasta y excelente persona, invita a corredores de diversos equipos a compartir un domingo de trail en su campus universitario. Confieso con mucha pena, que desconocía  de su existencia, pese a que toda mi vida he consumido Productos Unión.  Y para pecar aún más de ignorancia, no sabía tampoco, que tanto la institución educativa  como la empresa panificadora son obra y gracia de la Iglesia Adventista de Séptimo Día. Doble mérito entonces, por incentivar la práctica deportiva e invertir en negocios de comida saludable.

Gerson Atoche, orgulloso egresado y orquestador del evento, dirige la oración antes de partir y nos indica el recorrido. Que nos esperaba una vertical zigzagueante de 5K con un D+ 800m hasta la cruz y que desde allí habrían dos grupos. Los que retornaban para cumplir con un 10K y los que descienden por la trocha carrozable hasta el río seco para completar los 20K. Sin mencionar que regresabas por un acceso rampante y cotas filudas hasta El Deseado [nombre oficial de la cruz]. Para derrapar luego por un sendero más angosto, con algo de morrena y mucha cautela.

Donald Pongo, próximo crack y fotógrafo espontáneo, se convirtió sin quererlo en mi lazarillo, no sólo porque me condujo por la ruta de vuelta. Para variar, yo andando de último, sino también porque era mis ojos, luego de que el bloqueador, para  variar, me cegara de un modo calcinante.

Parece bastante sencillo lo descrito arriba, pero no, si argumento que el sol y el terreno arcilloso convertían el río seco en un escenario marciano, no exagero. Que el viento jamás jugó a nuestro favor y que el cansancio como nunca se puso en contra, no explico nada. Sin embargo, no cambiaría nada, por repetir la experiencia de pasear entre las nubes. Me contaba un runmate que con un cielo despejado, desde El Deseado se puede ver el mar. Yo aprecio el océano blanco que me regaló este día y agradezco postales, donde ya no quepan más sonrisas.

La mesa está servida, no sólo de Productos Unión como nos esperó, sino también para imitar apuestas como el de la UPeU. Una bolsa nutritiva como presente y sorteos con pequeños detalles, cierran una ruta altamente recomendada y baja en calorías.


Peter M Trujillo
Runner Convicto & Blogger Confeso
Facebook: Peter M Trujillo
Instagram: @PeterMTrujillo
Twitter: @PeterMTrujillo

Conductor de #DeportesDePM en https://www.facebook.com/radiorunningperu/

Comentarios

comments

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *