Transmorrania – El lado oscuro del Morro Solar

Quién diría que entre jugos de papaya y panes con queso se cocinó la idea de atravesar el Morro Solar, de eso ya hace un año. Cuando el Capi y yo coincidimos con Dick López en un mercado de Chorrillos y le propuse esa gesta, a lo que él respondió, ¡pues hombre, hagámoslo!

[Nota relacionada: Chaclacayo Trail Running o Trail Climbing.]

Es paradójico que el cerro más iluminado de Lima tenga una cara siniestra y contradictoria también será, la secuencia de postales que cuenta está crónica, tiene un porqué y a la vez una sinrazón. En las faldas del morro desemboca el Río Surco y en sus hombros carga con el barrio Alto Perú, cuando se junta pobreza extrema y desinterés ecológico sabemos en que acaba. Y es así que acabamos en un muladar, los diez runners que nos decidimos conocer el reverso de la foto que nadie comenta. Pájaros carroñeros cubren el cielo, tiñendo de negro el futuro de este lugar.

Sin embargo, la ruta es más hermosa que sus problemas, sino que lo digan La Boca del Diablo y La Boca del Lobo. Una es un profundo acantilado que te come los ojos por su imponencia, donde pescadores desafían al vértigo e invitan a descender a sus infiernos. En su cima el sur de la capital luce inmaculada, farragosa, mas no culpable.  La otra es una península peñascosa que sería la envidia de cualquier full day de alta mar, pero en cuyo lomo, avezados corredores la han domado. Es un portal a un refugio, donde el aliento de la naturaleza te pide respetar su ferocidad.

[También revisa: 7 errores que debes evitar en el Trail Running]

¿Por qué TRANSMORRANIA? Porque si hay un Transvulcania, porque no soñar con una carrera que atraviese nuestro cada vez más desolado Morro Solar. Hoy tomó la iniciativa el Club Andino Piruw, mañana puede ser tú, o mejor tú, con un nombre más marketero, lo importante aquí, es que se haga realidad.

Pero para llegar a este paraíso, debimos cruzar la playa La Chira, acechada por jóvenes de rapiña, tomar sus precauciones. Descendimos desde las antenas por el cañoncito CamyPuro, los propensos a esguinces, andar con pies de plomo. No sin antes, trepar por dos rutas que se conectan en su verticalidad. Arriba las Manos, literal, y Escaleras al Cielo, que para quienes padecen de vértigo, como el que escribe, se sugiere llevar en un tomatodo su agüita de azahar. Y termino esta anacronía trotando por el Túnel de La Herradura desde el Malecón Grau de donde partimos.

Iniciamos esta aventura a las 7am, y yo, 20 años después. He vivido todo ese tiempo en Chorrillos, bastante cerca de la zona donde empezó esta historia. Les dije que había un porqué, ya la tienen, también que había una sinrazón, me faltaron huevos, pero hallé algo mejor, un grupazo para compartir 15K de fotogramas.


Peter M Trujillo
Runner Convicto & Blogger Confeso
Facebook: Peter M Trujillo
Instagram: @PeterMTrujillo
Twitter: @PeterMTrujillo

Conductor de #DeportesDePM en https://www.facebook.com/radiorunningperu/

Comentarios

comments

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *