Vigorexia: La obsesión por un cuerpo imposible

Entrenamientos excesivos, mirarse constantemente al espejo y aun así no sentir que se han alcanzado las características estéticas deseadas, hablar continuamente de los músculos ganados, los ejercicios o las proteínas consumidas y cambiar su rutina diaria para que la mayoría de su tiempo se destine a su preparación física. Son algunos de los indicios para creer que se está sufriendo de Vigorexia.

Entrenar más de 3 horas diarias es un indicio de estar padeciendo de Vigorexia.
Al igual que otros trastornos adictivos, se pueden presentar cuadros de abstinencia.
La participación médica y la presencia de un entrenador puede facilitar la recuperación.

La Vigorexia es considerara un trastorno mental en el que la persona se obsesiona por su estado físico hasta niveles patológicos. Las personas que lo padecen tienen una visión distorsionada de ellos mismos, percibiéndose débiles o incluso poco masculinos.

[Nota sugerida: Rutina ideal para fortalecer y tonificar el tren inferior.]

“Muchas personas con Vigorexia muestran una dependencia al ejercicio físico, sienten la necesidad de practicar deporte durante al menos 3 horas diarias. Y ante la posibilidad de no realizar su rutina, sufren de cuadros de abstinencia que se traducen en ansiedad, depresión o irritabilidad”; destacó Andrezza Bueno, Lider Regional de Smart Fit.

Además, se presentan casos en los que las personas son capaces de aceptar sufrimiento o daño físico, si eso les facilita el desarrollo muscular, ignorando las contraindicaciones médicas y muchas veces teniendo finales fatales.

[También debes leer: Conoce todo sobre Smart Shape, el nuevo sistema de entrenamiento de alta intensidad.]

Sin embargo para Andrezza Bueno, es posible revertir los efectos de la vigorexia, pero se requiere de un tratamiento médico, psicológico y la presencia de los entrenadores que ayuden con la disminución paulatina de los ejercicios en términos de volumen, intensidad. Todo para reducir la adicción y permitir una sana adaptación.

Comentarios

comments

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *