¿Frío o calor? Conoce qué debes aplicar ante una lesión

Cuando se produce una lesión (traumatismo músculo esquelético) ya sea de forma directa (golpe o contusión) o indirecta (esguince, desgarro, distensión, etc), sus células liberan una sustancia llamada histamina, que produce la dilatación de los vasos sanguíneos y, por consiguiente, el aporte de grandes cantidades de sangre hacia el área afectada. Además, los tejidos inflamados liberan líquido intracelular, conocido como exudado inflamatorio, que puede acumularse infiltrando los tejidos y dificultando o imposibilitando el funcionamiento del órgano o de la región afectada.

[Nota sugerida: Rutina para fortalecer y marcar el abdomen.]

La inflamación  produce dolor, enrojecimiento, rigidez o pérdida de la movilidad, hinchazón y aumento de la temperatura de la zona lesionada.que hacer ante una lesion

Si aplicamos calor (frotamos, masajeamos, colocamos compresas calientes) sobre la zona afectada, vamos a provocar una dilatación de los vasos sanguíneos que aumentará el fluido de sangre, del liquido intracelular, temperatura e hinchazón provocando que la etapa inflamatoria permanezca mucho mas tiempo.

Por otro lado si aplicamos frio (hielo, Criomasaje, colpack) sobre la zona dañada, vamos a provocar un descenso de la temperatura, cierre de vasos sanguíneos por ende se reduce el flujo sanguíneo y la liberación del líquido intracelular, lo que limita la formación de edema. Disminuye el dolor en el área afectada (analgésico)  teniendo una acción directa sobre las terminaciones nerviosas  sensoriales y sobre las fibras y receptores del dolor.

[Nota relacionada: La importancia de tener un Fisioterapeuta de confianza.]

En conclusión, se debe aplicar frio en las primeras 48 horas post lesión de manera continua, a partir del 3 día podemos hacer un contraste (aplicación de hielo y calor de forma alterna).

Se debe aplicar calor en procesos crónicos (más de 1 mes) como contracturas musculares, acortamiento muscular y de la fascia, sobreentrenamiento muscular, y esta debe ser de manera continua.

Con esto no quiero dar a entender que el hielo o el calor pueden ayudar a curar tu lesión, pero si pueden ayudar a reducir el tiempo de recuperación durante tu terapia, siempre con el asesoramiento de tu fisioterapeuta de confianza.

rRgjo2Fz
Mario Salazar – Fisioterapeuta deportivo

Twitter: @MarioFisioDepor

 

¡No dejes de seguirnos en Instagram y entérate de las últimas noticias y consejos!

Comentarios

comments

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *