Las lesiones y el deporte: Recomendaciones para evitar las lesiones más comunes

Muchos han escuchado la famosa frase en inglés: “No pain, no gain” (sin dolor, no se gana), la cual hace referencia al doloroso y sacrificante camino para lograr cualquier objetivo atlético.

Las lesiones pueden venir a causa de un desafortunado accidente, pero es mucho más común verlas en atletas cuando estos tratan de alcanzar un mayor nivel deportivo. Contracturas, tendinitis, fascitis, hernias, son algunos de los frenos que se nos pueden presentar, y los cuales no deberían ser motivo para rendirnos. Yo soy prueba de muchas lesiones que me han ayudado a ser cada vez mejor.

Hace 3 años sufrí una lesión (hernia lumbar) a causa de un mal movimiento en el gimnasio y marcó el inicio de mi evolución. Después de tratar la lesión, aprendí de técnicas y  movimientos funcionales, músculos, y nutrición para evitar futuras lesiones. En ese aprendizaje, encontré mi motivación por las carreras de obstáculo, trail, maratones, y más aún por el bienestar. Por eso lancé, junto a Tu Zona Fit, Evolve, un equipo bajo un mismo objetivo: el bienestar.

Pero no quiero hablar de Evolve. Quiero darte algunas recomendaciones o lecciones que he aprendido a la mala:

  1. No sobreentrenes. Si tu plan dice que corras 6km a un paso lento, no es momento para hacer 15km a tu paso maratón. Sabemos que lo puedes hacer, pero tal vez ese día era para recuperar después de una semana intensa.
  2. Estira. Después de cada entrenamiento, y en días libres, reserva unos 10-20 minutos para estirar los músculos. Esto ayudar a la movilidad y la recuperación.
  3. Acude a un experto y hazle caso. Los fisioterapistas nos han salvado de muchas lesiones. Acude a ellos para acelerar la recuperación y sigue sus instrucciones. Si entrenas intensamente (más de 5 días a la semana) te recomiendo sesiones de mantenimiento con masajes de drenaje parar evitar futuras lesiones. También puedes optar por el auto masaje y otros instrumentos como el foamroller.
  4. Si estás recuperándote de una lesión, para de entrenar un tiempo para acelerar la recuperación. Unos días y hasta semanas no perjudicarán por completo tu meta, pero si evitarán otra lesión.
  5. No descuides la dieta. Si estás descansando con poco o nada de ejercicio (sin considerar el estiramiento), no caigas en la tentación de disminuir tus calorías para evitar subir de peso. Es preferible que sigas una dieta de mantenimiento para que tu cuerpo tenga la energía necesaria para recuperarse.
  6. Regresa poco a poco. Cuando te sientas mejor, no empieces donde te quedaste. Retoma el entrenamiento poco a poco hasta retornar a tu estado original. Puede tomar un poco de tiempo, pero si te sobre esfuerzas, la lesión regresará con amigos. Recuerda la lección 1.

Siguiendo los pasos 1, 2 y 3, podrás evitar varias lesiones, pero, en caso suceda, espera que las otras puedan ayudarte con la recuperación. Finalmente, no te sientas mal si sucede y tienes que parar temporalmente. No cambies la meta, solo el camino, y así lograrás todo lo que te propongas.


Edmundo Del Castillo
Twitter: @Edelcast 
Instagram: @Ed.delcas
www.facebook.com/evolve.pe
#retatumejor / #challengeyourbest / #teamevolve

Comentarios

comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here