Para correr lejos hay que volar primero

Señor su ticket dice Peter M y su DNI Pedro Emé, aquí hay un error. La generosidad de mi director de radio le hizo confundir mi nickname de Facebook con mi nombre real. Soy del tipo, que cree en señales, y esta, es una mala señal, bueno eso creía yo, hasta que abordé el avión.

Alberto Salaverry, cofundador de Radio Running tuvo el detallazo de regalarme los pasajes a Cusco para participar del Andes Race, a su enorme corazón se le escapó el detallito de registrarme por internet con mi identidad desconocida. Es la primera vez que voy a conocer el ombligo del mundo y es la primera vez que viajo en avión, a los cólicos que padecía por el temor de volar, se suma ahora el stress de si se podrá subsanar ese detalle. El desprestigio precede a esta aerolínea y me apresto a presumir; que por lo menos, alguna vez tuve un amago de check in en mi vida.

Uno de mis sueños más reiterativos, es la sensación de caer, y por si no fuera suficiente, en escenarios apocalípticos. Sufro de vértigo, las carreras de tral, me han ayudado a superarlo, ahora debo dar un paso más adelante, sin que eso signifique, dar un salto al más allá.

Alberto viaja conmigo, no en el mismo avión, como hubiese querido, pero si en el siguiente vuelo. Él tiene el talento de tomar todo a bien, y no se equivoca, bienvenido señor Pedro Emé, diríjase a la puerta de embarque 4, mi cara de susto pasó y la de él dibuja una sonrisa. No dejé ninguna maleta en la bodega, llevo una mochila cargada de emociones y de un artículo que no pasa el control de seguridad, abra su equipaje por favor. No tengo la menor idea, del porqué de su solicitud, es entonces, que una navaja suiza aparece entre mis pertenecías. Artículo solicitado por la organización, para garantizar tu seguridad dentro de la carrera. #IroníasDeLaVida

Era su primera vez fuera del estuche, la iba a inaugurar en la competencia, acabé inaugurando mi inexperiencia. Me despedí de ella, el agente de seguridad era impenitente. Alberto me consolaba, no permitas que esto perturbe tu viaje. Un par de Cusqueñas heladas aplacarían la rabia que llevaba por dentro, pero para el Instagram, toda la felicidad de posar con el logo de la radio y de estar con el mejor partner del mundo. Era momento de partir, mi sala de embarque quedaba un piso menos y conforme me alejaba de mi partner, menos valor me quedaba de volar.

No sé en qué momento ocurrió, pero la pantalla de mi counter, decía Last Call. Volé de mi asiento y le pregunté a la señorita por mi vuelo. Su avión ya despegó, pero cómo, si estuve sentado enfrente todo este tiempo, lo siento, me dijo. Señorita, es mi primera vez, revisa mi registro migratorio, no le miento. Dos señoras se acercan también a reclamar por el vuelo perdido, exigen ser reubicadas, son pasajeras frecuentes argumentan. Debió ser mi expresión de pánico o ella un ángel, señor vaya a la puerta 8 y ustedes váyanse a reclamar a la oficina de ventas.

Corrí desesperadamente y subí las escaleras atropellando gente, en la dichosa puerta había aún cola, me aproximo al counter, le conté lo sucedido, me dijo que espere. Fueron los cinco minutos más angustantes de mi existencia, señor puede abordar. Entro despistado al avión y era el mismo en el que viajaba Alberto, y para fortuna, había un asiento vacío a su costado. Se ríe de mi tragedia, todo fluye por algo, sostiene. Y no le falta razón, ese vuelo fue una seda y mucho se debe a la charla técnica que me ofreció mi partner, nunca conocí a nadie que sepa más de aviones que él, nunca tuve tanta suerte como hoy, nadie hizo que mi fobia se convirtiera en una leyenda.


Peter M Trujillo
Runner Convicto & Blogger Confeso
Facebook: Peter M Trujillo
Instagram: @PeterMTrujillo
Twitter: @PeterMTrujillo

Conductor de #DeportesDePM en https://www.facebook.com/radiorunningperu/

Comentarios

comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here