Spartan Race Los Angeles: Reto y Trifecta cumplidos

No hay mayor satisfacción que haber trabajado duro para lograr algo, y el pasado domingo 11 de diciembre lo experimenté en la Spartan Race Sprint que se llevó a cabo en Castaic Lake, Los Ángeles, EE.UU.

Hace un año, cuando me recuperé de una hernia lumbar, tuve las ganas de probarme a mí mismo que con esfuerzo, dedicación y disciplina podía superar cualquier obstáculo. Por ello, después de competir en una carrera de obstáculos del Spartan Race en Miami, me propuse completar el Trifecta, que implicaba terminar 3 carreras de la serie en un año calendario:

  1. Sprint: 5+ kilómetros y 20+ obstáculos
  2. Super: 12+ kilómetros y 25+ obstáculos
  3. Beast: 21+ kilómetros y 30+ obstáculos

Empecé implementar rutinas de alta intensidad (HIIT), ejercicios para fortalecer el core (zona media que involucra glúteos y abdominales), y entrenamiento para correr en trocha y altura. Después de mucha preparación, continuos ajustes en mi plan de nutrición, me aventuré con el primer reto, la Spartan Super. Viajé a Austin, Texas el 23 de abril y después de 13 kms, más de 25 obstáculos, y un dedo inflamado, completé mi primera carrera del año.

El 24 de julio viajé a Edimburgo, Escocia para competir en la Spartan Beast. Esta carrera ha sido la más difícil hasta el momento, y la cual quiero volver a superar con un mejor tiempo.

A solo una carrera de obtener el trifecta, decidí viajara Miami en octubre para completar la Spartan Sprint, la más corta de las tres. Lamentablemente, el Huracán Mathew causó muchos efectos en el estado de Florida en esa época y canceló la carrera. Pensé que no tendría otra oportunidad en el año porque las otras fechas eran en lugares más lejanos, hasta que encontré una carrera en Los Ángeles. El Spartan Sprint de Los Ángeles era una de las últimas carreras del 2016 y fue el lugar perfecto para completar el Trifecta.

A pesar de estar preparado para la distancia y los obstáculos, debo admitir que la carrera fue exigente. Primero, 3kms de puras subidas con unos obstáculos reconocidos como el saco de arena que debes cargar subiendo y bajando una colina, los muros y barras múltiples (columpios y sogas). Luego de descender, el terreno se nivelaba pero los obstáculos se volvían más exigentes, considerando el poco tiempo de recuperación entre cada uno. Después de cargar un balde con piedras por 200 mts y trepar la soga, el alza de Hércules probó mi resistencia.

Levantar una bolsa de arena que parecía un espartano caído en batalla con una soga delgada que no ayudaba con el agarre, me penalizó con 30 burpees. Por suerte no me impidió seguir y continuar con un nuevo obstáculo llamado Olimpo: una pared inclinada con distintos elementos para trepar horizontalmente.

Finalmente, la carga de Atlas, que involucra cargar una esfera de cemento por 10 mts, hacer 5 burpees y regresar con la misma esfera, y un muro inclinado me llevaron al salto de la fogata, pieza clave que diferencia al Spartan Race de todas las otras carreras de obstáculos.

Ese salto marcó el punto final en que crucé la meta y recibí mi tercera y última pieza del Trifecta.

El Trifecta del Spartan Race, ha sido el primer reto físico de mi vida y valoro mucho todo lo que aprendí. Primero, aprendí que los retos son difíciles, pero no imposibles, y en esa dificultad uno mejora, crece, y evoluciona. Segundo, aprendí lo importante de sentirse retado no solo con actividades físicas, pero también en el trabajo e inclusive en nuestras relaciones. Las oportunidades no aparecen por si solas. Uno tiene que encontrar su camino y, dentro de éste, buscar las oportunidades que más satisfacen sus necesidades. Finalmente, aprendí que la disciplina que desarrollas para balancear el trabajo, relaciones sociales, y el entrenamiento no tiene precio. A través de ese balance, podemos disminuir el estrés y vivir mejor con bienestar.

Todo lo que logré con el Trifecta me llevó, junto con otros amigos, a crear Evolve, una comunidad que busca motivar a más personas a retarse físicamente para encontrar el balance y el bienestar que necesitan nuestras vidas. Cada año, la tecnología y la ciencia mejoran para poder vivir más, pero eso no necesariamente significa vivir mejor. Lo que buscamos en Evolve es que las personas cambien su estilo de vida para sentirse bien y vivir esos años adicionales de la mejor manera.

Los invito a la comunidad Evole en Facebook @evolve.pe

Poco a poco tendremos más eventos e información para motivarlos a evolucionar con nosotros por una vida de bienestar.

7nEoSRa3
Edmundo Del Castillo

@Edelcast
#retatumejor / #challengeyourbest / #teamevolve

Comentarios

comments

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *