Triatlón Cross La Jolla 2020. Por Mabeli Tamayo

Hace solo unas semanas (3 para ser exactos) decidí inscribirme a esta competencia de Triatlón organizada por Peru Triathletes en La Jolla-Asia. Pues la verdad que ni bicicleta montañera tenía, pero gracias al gran chinito Javi Kanashiro, nuevamente un año más accedió a prestarme su bici al saber que me había inscrito sin tener una propia. Gracias chainis (harto sashimi a tu regreso desde las Madrid)!!!

Hacer Mountain Bike es otra brujería, no se compara con la bici de Tri, así le metas tu Calango o Capilla mata yuca, igual, el simple hecho de trepar y bajar por un camino de trocha es otra sensación de locura! En mi vida, solo me he subido 1 vez en este tipo de MTB, la primera fue el año pasado La Jolla 2019 (donde me presté la bici un día antes), esta sería mi 2da vez en una MTB. La particularidad de esta compe es que la natación se da en una inmensa piscina de agua salada, es decir, los competidores podían usar sus wetsuits para sacar ventaja y poder avanzar más rápido que simplemente entrar con tritraje, debido a la flotabilidad. La distancia era 800m, luego subiríamos a la bici para 20k de MTB y por ultimo correr 5k.

Triatlón Cross La Jolla 2020. Por Mabeli Tamayo

8:30am empezó la compe, todos los bravos se posicionaron adelante y los más cautelosos al final (yo era una de ellas), siempre atino a ponerme al final en la parte de natación, porque entiendo que todos van a salir como locos calatos a nadar y pues yo, me gusta tomarme mi tiempo para nadar sin peligro a que, de un patadón o una mala maniobra, me puedan sacar los lentes o incluso el gorrito. Esta vez sentí el agua bastante salada, me dificultó mucho la nariz, sentía que me ardía las fosas nasales por tanta sal y tuve que parar varias veces para aminorar la molestia. La distancia la sentí súper larga, algunos dijeron que les marcó 1,000m, otros 800m. Entre cada brazada de mi #ChiwawaStyle que le metía, recordaba los entrenos con mi Team Raiders y mi infaltable #Licras Dianita Roldán, siempre acompañándome con sus consejos en los entrenos que le metíamos tanto en piscina y mar. Gracias totales por ello, apliqué el 1, 2 y core durito con mirada hacia adelante, nadé menos tiempo de lo esperado!!!

Al dirigirme al T1, tenía en la mente enumerado lo que iba hacer primero, entre tomar el casco y demás. Como el año pasado me costó bastante limpiarme los pies para sacar la arena, esta vez llevé mi #MabeTip una bolsita de agua la cual utilicé para limpiarme, luego secarme con una toallita de microfibra (seca más rápido) y ponerme la media lo más rápido posible. Subí a la bici para empezar los 20k y sentía un poco cargado las yuquitas, dije uff la que me espera. Empecé el recorrido súper focus entre los demás competidores por ahí que se me cruzaban, algunos carros, perritos, etc. Siempre con su buena persignada y con Diosito presente!  Iba avanzando y me tomé un gel, para que aligerar la sensación terrible del agua salada en mi paladar.

La ruta tenía de todo, entre una parte de pista, una parte de trocha y otra de arena. Había que hacer un grandioso cambio de piñones y catalina. Veía cómo varios amigos de mi Team ya estaban de regreso, mientras yo seguía trepando y subiendo. Qué mostro por ellos, muchos lo hacían por 1era vez y eso me llenaba de mucha felicidad. Esa alegría que también me dio al ver a mi amigo el gran Jamón JeanLugger en su primera vez metiéndole el alma entera a esa bici. Nos cruzamos ya casi llegando a la meta, diciéndole que no gaste su energía y que no me hable nada para que tenga fuerza para el running, todo emocionado con fuerzas me dice si Miss Pacer siempre tus palabras apoyando, gracias Mabe! Al contrario, mi jamón, gracias a ti por demostrar que uno no necesita ser un top para este tipo de competencias, ni tener “EL” cuerpazo atlético para lograr practicar un deporte tan fuerte como el triatlón, apuesto por ti porque veo tus sueños plasmados en esfuerzo y sacrificio y eso ya lo es todo.

Bueno por estar hablando un poco, me pasé de la ruta hahah, justo había una división entre ir a la izquierda directo o a la derecha y cuando consulté al voluntario de la compe me dijo derecha, pero no era ahí, era para todo recto hacia la izquierda, ahí perdí al jamón hahaha. Cuando llegué al T2 a dejar mi bici, no vi bien el cono para ingresar y me pasé un poco, por ahí escuché una voz diciendo: Hijita por el costado, vamos Mabeli, vamos (sí, mi mami, mi incondicional barra brava estaba presente).

Empezó mi parte brava, el running, alisté el #MabeTip que tenía en el T2, una bolsa de agua con BCAAs que puse en mi bolsillo de atrás del trisuit para poder tomarlo a mitad de la ruta y así evitar llevar las botellitas con cinturón. El sol estaba fuertísimo, sentía que mi piel canela iba terminar canelón! Y seguimos y seguimos!

Triatlón Cross La Jolla 2020. Por Mabeli Tamayo

Iba pasando gente, les daba ánimos, algunos ya ni podían levantar la ceja, entendible porque la ruta estaba dura, estábamos corriendo por la arena seca de la playa y el sol era acribillador. Ya aprox en el 3k, tomé mi agüita y pensaba en todas las cosas que me hicieron estar ahí de pie avanzando, recordando los simples detalles como una boni y rica pizza la noche anterior a la compe, detallitos que se quedan grabados en el corazón! Ya en el 4k, había dos niñas que eran voluntarias y les estiré mi manito para el hi5, se rieron diciéndome “tu puedes corredora”, que feeling ver sus caritas ahí, al parecer nadie se había acercado a darles el #MabeSaludo del hi5.

Ya casi llegando a la meta, seguí agradeciéndole al gran Deus por darme la oportunidad de llenarme de mucha luz, de tener vida, buena salud y de no abandonarme cuando más lo necesito. Logré ver a mi mancha Raiders quienes ya habían acabado la compe porque son unos tromes, haciéndome la bullaza respectiva, incluso también presente mi gran amigo Bonachón Nabib, Venenin Hector, Zorrito Charlie (que habían ido solo de barra)! ¡Qué gran barraza amigos! Sentí sus gritos en mi corazón! ¡Y la sorpresa del día fue ver que Miguel, el famoso “GoPro”, corrió con su camarita al lado mío para acompañarme en mi llegada a la meta, que gran remate, en ese momento le metí pace 3:50 y él le metió con toda y cámara! Gracias totales, muy motivador e imborrable recuerdo!!! Crucé la meta con su buena persignada de siempre, levantando la mirada en busca de mi incondicional, aquella que estaba lista con sus alitas abiertas para abrazar a su polluelito, con las palabras correctas y su cálido y tierno abrazo. Podrá haber mil y un competencias, muchos entrenamientos, pero nada se compara con el paraíso de apoyar la cabeza en el hombro correcto. Thanks mamixsya!


Mabeli Tamayo
Instagram: @Mabeli_T
Triatlón, mi pasión de ser!

Comentarios

comments

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *